En este momento estás viendo La cerámica es un arte que perdura en el tiempo
La cerámica es un arte que perdura en el tiempo | Albayzín Cerámica

La cerámica es un arte que perdura en el tiempo

La cerámica es un arte que perdura en el tiempo.

La cerámica ha acompañado la historia de la humanidad desde tiempos prehistóricos, sin duda es por algo. En Albayzin Cerámica somo expertos en dotar a nuestras piezas de esa esencia.

Aunque la palabra cerámica se deriva de la palabra griega «keramos«, su invención se remonta a épocas anteriores.

Hace mucho tiempo, quizás por casualidad, la gente notó que una tierra muy compacta, si se calentaba en un fuego, se solidifican y de ahí nació la cerámica.

La materia prima, nuestra esencia

Los primeros artefactos cerámicos aparecen en el Neolítico y están compuestos, principalmente, por herramientas utilizadas para cocinar. Con el advenimiento de las civilizaciones egipcia y china, se empezó a trabajar la cerámica para crear objetos decorativos.

Otra innovación es el vidriado, lo que significa decorar con un «esmalte vidriado» para el soporte de arcilla. El primer esmalte se aplicó alrededor del tercer y segundo milenio antes de Cristo.

Albayzín Cerámica con nuestra artesanía

Siempre en Oriente, especialmente en Egipto, los acristalamientos pueden convertir los paneles cerámicos en elementos decorativos que ya están colocados en las paredes de la casa y son apreciados por su brillo y colorido.

Pues recordamos que este material, es un material muy resistente a la corrosión y a las altas temperaturas. De ahí que sea el que entra en esos hornos de calor. Además, destaca, sobre todo, por su maleabilidad lo que le permite hacer mil formas.

Lo que muchos no saben es que se pueden emplear en muchos campos como la construcción, industria, medicina, hogar.

A día de hoy este artesonado pasa a nuestro taller para convertirse en las piezas que día a día vamos fabricando, todas con un toque especial y diferente.

Nuestra cerámica perdura en el tiempo durante muchos años, intentando siempre avanzar y renovarnos, pero sin jamás perder la esencia que nos caracteriza en Granada.

Incluso, nuestras piezas vuelan muy lejos a diferentes lugares del mundo, que extranjeros que desconocían el arte del artesonado, quedan prendados de las piezas realizadas a mano y con pinturas tan espectaculares.